Después de 11 años de fármacos, paciente de Parkinson recupera calidad de vida

El señor J.H. de 75 años consultó a su neurólogo hacía 11 años por dificultades al caminar y porque presentaba un temblor en su mano izquierda. En el año 2002, fue diagnosticado con Enfermedad de Parkinson con afectación mayor de su mano y pierna izquierda.  Desde entonces ha estado en tratamientofarmacológico para mejorar la sintomatología y su calidad de vida.

Su neurólogo le recomendó que iniciara el tratamiento de estimulación transcraneal magnética junto con rehabilitación neurológica para mejorar sus movimientos y facilitar la movilidad del día a día.

La esposa lo acompaña a la valoración inicial de rehabilitación neurológica en donde se toman las medidas de fuerza muscular, flexibilidad, se miden escalas específicas para personas que sufren de la Enfermedad de Parkinson, el equilibrio, la marcha, los movimientos funcionales, la escritura, el temblor, dentro de otros. El paciente comenta que sufre de caídas por lo menos una vez al mes, presenta períodos que fluctúan de freezing  durante la marcha, dificultad para escribir, temblor molesto en mano izquierda>derecha, dificultad en mantener el equilibrio, y rigidez con la movilidad de la cama.

El tratamiento consistió en 10 sesiones de estimulación Transcraneal magnética y cinco sesiones de rehabilitación neurológica. Uno de los problemas principales de J.H. fue su postura. El tenía una cifosis marcada (joroba en la columna) y mucha rigidez o falta de flexibilidad. Durante la valoración inicial, J.H. solo podía levantar sus brazos un poco más que el nivel de los hombros. Después del tratamiento, al mejorar su postura,  logró levantar sus brazos rectos hasta casi tocarse las orejas. Esto le permitió mayor facilidad para alcanzar ropa y objetos arriba del nivel de la cabeza y también le facilitó el vestirse.

J.H. participó en una prueba de equilibrio y velocidad al caminar el cual es un indicador del riesgo a caerse dependiendo del puntaje de esta prueba. Antes del tratamiento él logró caminar 10 metros en 15 segundos el cual indica que está en riesgo a caídas. Al finalizar el tratamiento empezó a CORRER para hacerlo lo más rápido que podía y logró hacer la prueba en 8 segundos.

Al verlo corriendo no sabíamos si llorar o reírnos de la felicidad de ver lo que J.H. había logrado en estas dos semanas.  En este momento tan emotivo captamos los sentimientos y comentarios del paciente y de su esposa.

Esposa de J.H. 21-03-2013

    “Mi esposo lo veo totalmente cambiado. Sobre todo cuando se levanta de la cama, cuando camina, cuando va al baño, cuando se sienta. Impresionante como se sienta bien y se levanta. No hay que ayudarlo. Y lo podemos hacer 20 veces seguidas. Y lo hace porque ya lo hemos hecho 20 veces seguidas que se levante y se siente. He notado un cambio grandísimo… caminando…montándose en el carro y hasta corre a raticos.”

Paciente de TMS-Parkinson J.H. 21-03-2013

     “He mejorado en el sentarme y pararme y también en el equilibrio constante, antes me iba para los lados a la derecha y ahora lo puedo controlar.  La movilidad en la cama ha mejorado y puedo menearme mejor en la cama, las piernas especialmente.

El temblor de las manos ha mejorado mucho, es casi imperceptible ahora. Siento que he mejorado un 90% desde que termine el tratamiento de TMS y rehabilitación neurológica.”